cargando

Desarrollo de los trabajos arqueológicos. Fotografía: Rodrigo Villalobos García

Hoy viajamos lejos de las fronteras de Regio Cantabrorum para hacernos eco de una investigación arqueológica que comienza a vislumbrar un futuro esperanzador a corto y medio plazo. Se trata de la primera campaña de excavaciones desarrollada en el Pico de la Mora (Peñafiel, Valladolid), donde los resultados apuntan a que el lugar estuvo ocupado en época Campaniforme (2.500-2.000 a.C.). No olvidemos que este periodo de tiempo, comprendido entre el Calcolítico y los comienzos de la Edad de Bronce, se denomina de esta manera por las especiales características de las vasijas cerámicas con forma de campana invertida y profundamente decoradas halladas por toda Europa.

Nos encontramos ante un enclave fortificado del cual se cree que fue construido en dicho periodo. Previamente se conocía la presencia de dicha estructura defensiva en base a algunas prospecciones superficiales y fotografía aérea. No sería hasta el mes de agosto cuando un grupo de investigación dirigido por el Dr. José Antonio Rodríguez Marcos (profesor de la Facultad de Historia, Patrimonio y Comunicación de la UBU – Universidad de Burgos) y por el Dr. Rodrigo Villalobos García (Uva- Universidad de Valladolid) realizase la primera excavación gracias a la financiación de la Junta de Castilla y León.

Los directores, acompañados por un grupo de siete investigadores, han realizado una intervención en el sector septentrional de la muralla, pudiendo constatarse algunos rasgos de su técnica constructiva. Se ha comprobado que esta estructura de unos 100 metros de longitud por 2,5 metros de ancha pudo estar formada por un tosco paramento tanto interior como exterior. En algunos sectores se han podido reconocer grandes bloques de piedra caliza de 1 metro de anchura utilizados para soportar el peso del relleno, compuesto principalmente de cantos de caliza de medio tamaño mezclados con tierra. En el interior de la muralla han aparecido diferentes materiales arqueológicos, tales como fragmentos de cerámica y útiles líticos, que son perfectamente atribuibles al "horizonte Campaniforme" tanto por su morfología como por los diferentes paralelos que poseen en yacimientos cercanos (Pico del Castro, Quintanilla de Arriba). Otro de los factores fundamentales encontrados en el relleno de la muralla son diferentes "carbones" que serán datados en el futuro para confirmar la cronología del sitio.

Se han realizado además diferentes hallazgos en superficie (y en una pequeña cata) en el interior del recinto tales como un diente de hoz, una fusayola, un buen número de núcleos de silex y un gran conjunto de cerámicas lisas obtenidas en este reconocimiento. No olvidemos que en años posteriores, en diferentes prospecciones superficiales, habían aparecido ya restos cerámicos tanto lisos como con pequeñas decoraciones. Todo el conjunto (tanto la intervención en la muralla como los materiales) atestigua que el Pico de La Mora pudo ser el hábitat de un pequeño y a la vez interesante grupo. La muralla, si las dataciones absolutas confirman la cronología más que probable, será la más antigua de este tipo que se conoce en el sector central de la Meseta castellanoleonesa.

Desde Regio Cantabrorum queremos felicitar a todo el equipo de investigadores, ya que parece ser el comienzo de un proyecto arqueológico de lo más interesante y prolífero. ¡Enhorabuena y a por ello!

Fuente: UBU - Universidad de Burgos

 

Imagenes

DESTACADOS

  • REMATANDO PARKING BLENDIUM

    Hace unas semanas me llegó un whatsapp con un mensaje más o menos como este "Oye, no sé si sabrás que han retomado las obras en el parking de Suances y que van a taparlo". Mi respuesta fue algo así (lo siento los borro, que si no escribiría exactamente lo que ponía): "¿Y que quieres que yo le haga?, sino puedes hacer nada tú…imagínate yo". Podéis llegar a pensar por el contexto que quien lo enviaba podía hacer mucho más que yo desde las instituciones, tal vez ocupa un cargo directivo que le permitiese acceder a mucha más gente que yo. Mi respuesta, un poco borde y cortante, tiene sentido porque en esta comunidad autónoma es más fácil que alguien de la cara y se lleve las tortas que no darla uno mismo. Eso si sale mal, porque si sale bien entonces salimos todos en la foto.

    No solo por un yacimiento que ha sido totalmente destruido mientras quienes podían arreglarlo no han hecho absolutamente nada, sino porque además se ha hecho todo lo posible por taparlo (no solo en lo físico)…y eso..esta muy feo (¡uy! que políticamente correcto). Bueno, más que políticamente correcto podemos decir que el escenario planteado en la Huerta de Quintana (Suances, Cantabria) es apolíticamente correcto. Sintetizando: Se comienza la obra de un parking en una parcela inventariada en el INVAC (Inventario Arqueológico de Cantabria) que nunca debió comenzarse, se realiza sin ser comunicado a la Consejería de Cultura ni tener seguimiento arqueológico (se realizó una intervención de urgencia semanas después una vez se quitó una potencia de 50 cm de tierras), se consigue el presunto beneplácito de un catedrático de la UC y de un ingeniero para que presuntamente den el OK (presuntamente, repito) a una conservación soterrada bajo un parking (¿¿¿?¿??¿) y se continua adelante. Es decir, los artículos 4, 5 y 6 de la Ley de Patrimonio Cultural 11/1998 de Cantabria se fueron a la misma escombrera que los materiales de medio metro de tierra de un total de 0,21 hectáreas de futurible yacimiento a estudiar. Y todo, vete tu a saber a cambio de qué.


  • MI TIEMPO EN LA PREHISTORIA

    Esta semana comenzamos con una publicación que, más allá de lo que pueda significar como evento cultural, nos habla de cómo vivir la prehistoria con una pasión desbordante. Hablaremos de la exposición "Mi tiempo en la prehistoria. Atrapado en sus redes" de Ludovico Rodriguez Liaño. "Ludi" como le conocen sus allegados y amigos, es guía oficial en las cuevas de Monte Castillo y Hornos de la Peña desde hace décadas, además de ser uno de los artistas más innovadores de nuestra región (me atrevería a decir que de toda España) a la hora de plasmar el arte rupestre en el siglo XXI. Su obra artística va mucho más allá de la simple reproducción de conocidas figuras prehistóricas, ya que ahonda en aspectos tales como la búsqueda de carbones vegetales, óxidos de hierro y otros materiales naturales para realizar sus pinturas. Todo ello plasmado tal y como lo hicieron los antiguos moradores de las cuevas del Monte Castillo, es decir sin utilizar herramientas contemporáneas, lo que hace de su trazo y estilo algo único en su género.

    Esta pasión por el arte rupestre no es mera casualidad, ya que su vida transcurre a caballo entre Hijas (donde nace), Puente Viesgo (donde trabaja habitualmente) y San Felices de Buelna (donde vive). Fruto de esta cercanía con los yacimientos prehistóricos más relevantes de nuestra región, patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, tenemos la suerte de poder disfrutar de una exposición de lo más atractivo. Un talento que, tras ganarse el reconocimiento internacional en países como Francia, nos deleitó ya el año pasado con varias exposiciones en localidades como Castro Urdiales, El Astillero o San Vicente de La Barquera y que sorprendió ya no solo por su obra, sino por su personalidad y carisma.

    Centrándonos en la actual exposición, se albergará en la sede del MUPAC (Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria), siendo su acceso gratuito con la entrada general del museo. Permanecerá en dichas instalaciones desde el 5 de agosto hasta el 28 de septiembre ambos inclusive, pudiéndose visitar en el horario habitual del museo que aquí adjuntamos. Podremos apreciar en sus obras la continua búsqueda de nuevos caminos y respuestas a las muchas incógnitas del arte rupestre, en las cuales Ludovico a intentando transmitir un carácter natural "lleno del misterio con el que aquellos hombres nos dejaron su visión del mundo".

    ¿Opinión personal? 100% recomendable. Asistiré a la inauguración de la misma el martes 5 de Agosto a las 11.30 h en las instalaciones del MUPAC. Solo sé que todo aquel que plasma sus sentimientos más profundos de un modo tan apasionante es merecedor de mi apoyo y sobre todo de mi admiración. Puedo decir, además super-orgulloso, que mientras escribo este pequeño articulo y cada vez que levanto la cabeza del teclado, tengo un trocito de historia frente a mi..un precioso caballo ocre que adorna una de mis estanterías y pintado adivinad por quien ;)