cargando

Desarrollo de los trabajos arqueológicos. Fotografía: Rodrigo Villalobos García

Hoy viajamos lejos de las fronteras de Regio Cantabrorum para hacernos eco de una investigación arqueológica que comienza a vislumbrar un futuro esperanzador a corto y medio plazo. Se trata de la primera campaña de excavaciones desarrollada en el Pico de la Mora (Peñafiel, Valladolid), donde los resultados apuntan a que el lugar estuvo ocupado en época Campaniforme (2.500-2.000 a.C.). No olvidemos que este periodo de tiempo, comprendido entre el Calcolítico y los comienzos de la Edad de Bronce, se denomina de esta manera por las especiales características de las vasijas cerámicas con forma de campana invertida y profundamente decoradas halladas por toda Europa.

Nos encontramos ante un enclave fortificado del cual se cree que fue construido en dicho periodo. Previamente se conocía la presencia de dicha estructura defensiva en base a algunas prospecciones superficiales y fotografía aérea. No sería hasta el mes de agosto cuando un grupo de investigación dirigido por el Dr. José Antonio Rodríguez Marcos (profesor de la Facultad de Historia, Patrimonio y Comunicación de la UBU – Universidad de Burgos) y por el Dr. Rodrigo Villalobos García (Uva- Universidad de Valladolid) realizase la primera excavación gracias a la financiación de la Junta de Castilla y León.

Los directores, acompañados por un grupo de siete investigadores, han realizado una intervención en el sector septentrional de la muralla, pudiendo constatarse algunos rasgos de su técnica constructiva. Se ha comprobado que esta estructura de unos 100 metros de longitud por 2,5 metros de ancha pudo estar formada por un tosco paramento tanto interior como exterior. En algunos sectores se han podido reconocer grandes bloques de piedra caliza de 1 metro de anchura utilizados para soportar el peso del relleno, compuesto principalmente de cantos de caliza de medio tamaño mezclados con tierra. En el interior de la muralla han aparecido diferentes materiales arqueológicos, tales como fragmentos de cerámica y útiles líticos, que son perfectamente atribuibles al "horizonte Campaniforme" tanto por su morfología como por los diferentes paralelos que poseen en yacimientos cercanos (Pico del Castro, Quintanilla de Arriba). Otro de los factores fundamentales encontrados en el relleno de la muralla son diferentes "carbones" que serán datados en el futuro para confirmar la cronología del sitio.

Se han realizado además diferentes hallazgos en superficie (y en una pequeña cata) en el interior del recinto tales como un diente de hoz, una fusayola, un buen número de núcleos de silex y un gran conjunto de cerámicas lisas obtenidas en este reconocimiento. No olvidemos que en años posteriores, en diferentes prospecciones superficiales, habían aparecido ya restos cerámicos tanto lisos como con pequeñas decoraciones. Todo el conjunto (tanto la intervención en la muralla como los materiales) atestigua que el Pico de La Mora pudo ser el hábitat de un pequeño y a la vez interesante grupo. La muralla, si las dataciones absolutas confirman la cronología más que probable, será la más antigua de este tipo que se conoce en el sector central de la Meseta castellanoleonesa.

Desde Regio Cantabrorum queremos felicitar a todo el equipo de investigadores, ya que parece ser el comienzo de un proyecto arqueológico de lo más interesante y prolífero. ¡Enhorabuena y a por ello!

Fuente: UBU - Universidad de Burgos

 

Imagenes

DESTACADOS

  • DE IVLIOBRIGA A BARCINO - DIA I

    Muchos se preguntarán que relación tiene la actual Barcelona con el territorio de Regio Cantabrorum. Son cientos y cientos los kilómetros que separan las citadas ciudades romanas, más aún cuando no se sabe con certeza donde se encuentra la civitas cántabra (le pese a quien le pese). Independientemente de si hablamos de Retortillo o Camesa Rebolledo, existe un punto de unión que mucha gente desconoce y que poco o nada tiene que ver con pactos de hospitalidad, restos arqueológicos o arquitectura romana. De hecho todos sabemos lo difícil que es conocer con certeza nuestra milenaria historia, muchas veces más "interpretada" que por desgracia investigada y/o excavada. Todo lo contrario que Barcino (nombre resumido de la Colonia Iulia Augusta Faventia Paterna Barcino), de la cual existe mucha más información obtenida tanto de las fuentes escritas como del afán del ayuntamiento por poner en valor su increíble pasado.

    En este pequeño artículo intentaré mostraros las maravillas que en menos de 500 metros nos ofrece la actual Barcelona, donde no solo podemos comer paella en Las Ramblas (típico) o ir a un tablao flamenco (¿típico?). Todo basado en mi propia experiencia personal, donde la casualidad me llevo a las puertas del Templo de Augusto en una extraña carambola que muchos llamarían destino. En tan solo una mañana, y por un precio más que asequible, tuve la oportunidad de visitar varias de las sedes del MUHBA (Museu d’Historia de Barcelona) relacionadas con la antigua colonia que, por resumir, citaré a partir de ahora solo como Barcino. Llegados a este punto muchos se preguntarán: "Vale, ¿Pero dónde leches está el nexo de unión entre Iuliobriga y la antigua Barcino?". Muy fácil: En su fundador, en su fecha aproximada de fundación y (tal vez) en ser consecuencia directa del Bellum Cantabricum et Asturicum, al menos conceptualmente. No olvidemos que tanto Barcino como Iuliobriga nacen de ocupaciones previas (en el primero de los casos se cree que desde el año 218 a.C.) y que hablamos de su "romanización oficial". Respecto al primer nexo, como no, estoy hablando del emperador Augusto. Como todos sabemos fundó decenas y decenas de ciudades por todo su imperio cual hada del bosque con su varita mágica haciendo "chaaasss"..y ciudad y/o colonia que bautizaba. Vamos igualito al actual presidente del Gobierno, que inaugura pantanos funcionando desde hace meses se queda tan ancho. Porque amigos, Barcino no comenzó su andadura tras su "fundación", sino que la actual Barcelona tiene un pasado conocido que nos remonta hasta finales del neolítico. Lo que hoy conocemos como Montjiuc, alberga evidencias desde esa época en adelante, destacando la importante presencia de un poblado Íbero tal y como podemos ver otro día en el Museu d’Historia de Barcelona.

    Dejando de lado las diferentes interpretaciones, más bien leyendas, que atribuían la fundación de la ciudad a Amicar Barca (año 230 a.C.), padre de Anibal (el del Equipo A no, el otro) o incluso en su versión romana a Hércules (400 años antes de la fundación de Roma), nos centraremos en Augusto y su fundación de Barcino: Entre el 15 y 10 a.C., fecha muy similar a la de la puesta de largo de Iuliobriga (entre los años 15 a 13 a.C.). Podría ser una simple casualidad, no sería complicado. Lo que sí es más que difícil es que pudiesen ser consecuencia directa del mismo conflicto bélico. Todo el mundo sabe que Iuliobriga nace tras Las Guerras Cántabras como capital administrativa de Regio Cantabrorum. Lo que mucha gente no conoce es que Barcino fue consecuencia directa de la distribución de tierras entre los soldados del ejército (de rango mayor) que participaron en las mismas guerras. ¿Sorprendidos? :) Veamos ahora ese pequeño paseo que recomiendo a todos los amantes de la historia de Roma


  • ALTAMIRA TU POR DONDE, YA PARIO LA BURRA

    Era cuestión de tiempo que pasase algo así la verdad. Y mira que, para sorpresa de muchos, me lo tomo ya con humor porque en Cantabria estas "pisadas de manguera" cada vez son más frecuentes en el mundo político-cultural, términos ambos que parecen estar irremediablemente unidos y que desembocan en este tipo de esperpentos. Ayer saltaba la noticia a la palestra en Onda Cero Cantabria: El Consejero Industria, Innovación, Comercio y Turismo de Cantabria, Francisco Martín (el de amarillo no, el otro), anunciaba a micrófono abierto la creación de "paquetes VIP" de hostelería que incluirían la posibilidad de entrar en la cueva de Altamira original..¡Toma ya!.

    Recordé el revuelo que se formó cuando desde el patronato Altamira y otras instituciones se acordó la apertura y acceso "puntual", mediante sorteo previa adquisición de entrada del Museo Altamira, a la cavidad original. En aquel momento me pareció una medida populista, fruto del descenso de visitas a la maravillosa replica, pero tengo que reconocer que fue una medida acertada. Un poco "comercial" pero a fin de cuentas una buena idea para dinamizar el turismo en una zona ya de por sí dinamizada (que incongruencia, ¿no?). Lo que también se conocía, aunque muchos parece que tienen miedo a comentar, es la fuerte presión que ejerció en esta decisión la hostelería de Santillana del Mar y alrededores, quienes creían que el cierre de la conocida cueva había frenado en seco lo que ellos veían como una gran oportunidad turística. ¡Cuidado!, no crítico esta postura, tan solo expongo una realidad que no he leído en muchos medios y que, en todo caso, no me gustaría experimentar para mi negocio imaginario. Ahí quedo la cosa..se comenzó con las visitas "experimentales" (todo un éxito mediático) y según parece debió quedar alguna cuenta pendiente con el sector hostelero..que parece se salda con esta noticia.

    Poco más que comentar respecto a esta noticia (sería publicidad gratuita). Curioso como nuevamente las competencias de una Consejería se pasan por el forro las de las otras, al menos de cara a la galería. La Directora de Cultura, Marina Blanco, nuevamente desaparecida en combate, y el subdirector/a de Patrimonio todavía sin nombrar. Y mientras la Consejería de Turismo pescando en aguas revueltas. Estas decisiones a una sola banda me recuerdan al descubrimiento de la cueva de Aurea, cuando el Presidente Ignacio Diego se enteró (presuntamente) del hallazgo de la cavidad por un alcalde de la oposición (con Joaquín Solanas perdido su universo cultural), o cuando fruto de este rebote el Presidente quiso abrir (presuntamente) La Garma contra viento y marea. ¡Anda! Y cuando el señor Lasalle le volvió a pisar la manguera (presuntamente) al citado exdirector (que tradición más tonta) para apuntarse el tanto ahora fallido del Archivo Lafuente y Reina Sofía en el Banco de España. Aaayyyyyy Cantabria, pero que bonita eres ¡No hay mangueras para tod@s!

    Para concluir, Paco (permíteme la confianza) ¿no te me enfades ehhh?. Que queda mucho por delante: hay que Innovar, Comercializar y Turistear para mejorar el panorama en Cantabria. Que el primero que se equivoca soy yo hombre, pero intento enmendar mis errores, ¿has visto que no me he metido siquiera con El Diario Montañes?..nooooo, nada tienen que ver los Premios Web Cantabria. Te dejo con un enlace chulo chulo donde sí te meten tiza de la buena.

    Ahhh, por cierto: Un abrazote enorme al personal del Museo de Altamira, admiro desde hace tiempo vuestro enorme trabajo (lo sabeis), a ver cuándo encuentro un ratuco para pasarme ;)