cargando

Desarrollo de los trabajos arqueológicos. Fotografía: Rodrigo Villalobos García

Hoy viajamos lejos de las fronteras de Regio Cantabrorum para hacernos eco de una investigación arqueológica que comienza a vislumbrar un futuro esperanzador a corto y medio plazo. Se trata de la primera campaña de excavaciones desarrollada en el Pico de la Mora (Peñafiel, Valladolid), donde los resultados apuntan a que el lugar estuvo ocupado en época Campaniforme (2.500-2.000 a.C.). No olvidemos que este periodo de tiempo, comprendido entre el Calcolítico y los comienzos de la Edad de Bronce, se denomina de esta manera por las especiales características de las vasijas cerámicas con forma de campana invertida y profundamente decoradas halladas por toda Europa.

Nos encontramos ante un enclave fortificado del cual se cree que fue construido en dicho periodo. Previamente se conocía la presencia de dicha estructura defensiva en base a algunas prospecciones superficiales y fotografía aérea. No sería hasta el mes de agosto cuando un grupo de investigación dirigido por el Dr. José Antonio Rodríguez Marcos (profesor de la Facultad de Historia, Patrimonio y Comunicación de la UBU – Universidad de Burgos) y por el Dr. Rodrigo Villalobos García (Uva- Universidad de Valladolid) realizase la primera excavación gracias a la financiación de la Junta de Castilla y León.

Los directores, acompañados por un grupo de siete investigadores, han realizado una intervención en el sector septentrional de la muralla, pudiendo constatarse algunos rasgos de su técnica constructiva. Se ha comprobado que esta estructura de unos 100 metros de longitud por 2,5 metros de ancha pudo estar formada por un tosco paramento tanto interior como exterior. En algunos sectores se han podido reconocer grandes bloques de piedra caliza de 1 metro de anchura utilizados para soportar el peso del relleno, compuesto principalmente de cantos de caliza de medio tamaño mezclados con tierra. En el interior de la muralla han aparecido diferentes materiales arqueológicos, tales como fragmentos de cerámica y útiles líticos, que son perfectamente atribuibles al "horizonte Campaniforme" tanto por su morfología como por los diferentes paralelos que poseen en yacimientos cercanos (Pico del Castro, Quintanilla de Arriba). Otro de los factores fundamentales encontrados en el relleno de la muralla son diferentes "carbones" que serán datados en el futuro para confirmar la cronología del sitio.

Se han realizado además diferentes hallazgos en superficie (y en una pequeña cata) en el interior del recinto tales como un diente de hoz, una fusayola, un buen número de núcleos de silex y un gran conjunto de cerámicas lisas obtenidas en este reconocimiento. No olvidemos que en años posteriores, en diferentes prospecciones superficiales, habían aparecido ya restos cerámicos tanto lisos como con pequeñas decoraciones. Todo el conjunto (tanto la intervención en la muralla como los materiales) atestigua que el Pico de La Mora pudo ser el hábitat de un pequeño y a la vez interesante grupo. La muralla, si las dataciones absolutas confirman la cronología más que probable, será la más antigua de este tipo que se conoce en el sector central de la Meseta castellanoleonesa.

Desde Regio Cantabrorum queremos felicitar a todo el equipo de investigadores, ya que parece ser el comienzo de un proyecto arqueológico de lo más interesante y prolífero. ¡Enhorabuena y a por ello!

Fuente: UBU - Universidad de Burgos

 

Imagenes

DESTACADOS

  • ENTERRANDO NUESTRO PASADO

    A finales del mes de julio de este verano concluyeron los trabajos de campo de la II Campaña Arqueológica en el Castro de El Cincho (Barrio de Yuso, Santillana del Mar). La intervención arqueológica del 2015, dirigida por los arqueólogos profesionales Lino Mantecón Callejo y Javier Marcos Martínez, tras más de un mes y medio de diversas actuaciones, se concluyó con una valoración muy satisfactoria: Hallazgo de materiales de contextualización (cerámica a mano, industria lítica, piezas metálicas. Entre éstos destaca un broche elaborado en hierro con remaches en bronce), reconocimiento de un acceso al interior al "oppidum" con puerta en esviaje, confirmación de la segunda línea de amurallamiento, registro del muy posible aprovechamiento de la superficie abrupta del lapiaz como sistema defensivo al modo de los campos de piedras hincadas, prospección de la cavidad kárstica Y recolección de piezas que nos retrotraen a momentos con cronologías posiblemente adscribibles al Paleolítico Inferior-Medio. La mala noticia es que los muy interesantes restos arquitectónicos exhumados correspondientes a una muralla que circunvala la cumbre del monte, serán definitivamente sellados.

    Se ha logrado desvelar una estructura de muralla en la que se ha reconocido dos momentos constructivos: El primero correspondiente a momentos de la Protohistoria, conformado por un modelo de muros con relleno de tierra prensada y posiblemente armadura de troncos de madera, lo que las fuentes clásicas denominaban "muro gálico"; y una segunda fábrica del lienzo de fortificación que quizás responda al periodo de ocupación romana.

    La inexistencia de un plan de consolidación de la muralla, acompañado de inversión económica, obliga a los directores de la actuación arqueológica a proceder a la cubrición de las estructuras arqueológicas desenterradas. Según su opinión, se perderá la posibilidad de contemplar una obra constructiva del tiempo de los cántabros, aquel pueblo que ha dado nombre a esta Comunidad Autónoma. Se trata de una muestra ilustrativa de como construían y de lo que eran capaces de edificar este pueblo indígena arraigado en este territorio. La visión de la estructuras de la excavación arqueológica resulta una radiografía de un modelo de muralla que permite contemplar el bien arqueológico, pero que también nos informa de aspectos guerreros del pueblo cántabro y de la fuerte jerarquización social que favoreció la construcción de una obra tan complicada.

    El castro de El Cincho, junto con sus murallas resulta un nuevo atractivo para la visita turística de la Villa de Santillana del Mar. Lino Mantecón y Javier Marcos propugnan, ante la constatación del singular valor cultural del lugar, que este castro y asentamiento de la Prehistoria Reciente es un yacimiento arqueológico de los relevantes para Cantabria, pero también consideran que puede llegar a ser un yacimiento de empleo con repercusiones en el sector terciario en el municipio de Santillana del Mar. Un nuevo foco de atracción cultural y turística se podría añadir al municipio..y (de momento) no será así.

    Nuevamente desde Regio Cantabrorum queremos apostar por la conservación y la protección de este tipo de enclaves, apostando por este tipo de oportunidades turístico-culturales que no podemos permitirnos rechazar. ¿Para cuándo un plan de protección y musealización REAL y favorecer así la visita turística a este y otros emplazamientos de los que tanto nos gusta enorgullecernos cuando citamos a los antiguos cántabros?. De momento tendremos que conformarnos con ver como la administración regional se deja ver en palcos como el de las Guerras Cántabras o citando al historiador romano Catón sin saber muy bien para qué mientras vemos como el milenario pasado queda enterrado bajo nuestros pies nuevamente..


  • III ANIVERSARIO DE REGIO CANTABRORUM

    ¡Madre mía! Hacía semanas que no tenía un momento para sentarme delante de Regio Cantabrorum y pegarle un vistazo rápido a lo que han sido estos últimos doce meses. Con deciros que llevo desde el 30 de Octubre intentando buscar un hueco para escribir sobre el tercer aniversario del portal…¡Felicidades! (¿Eigggn?). Mi primera impresión sobre esta última etapa: Complicada. Y no solo en el ámbito arqueológico y cultural en Cantabria, abocado a ser otro quiero y no puedo en esta legislatura del Presidente anchoa, sino también en lo personal. Como bien sabéis desde hace un año vivo fuera de mi querida tierruca, una decisión profesional a la que muchos cántabros estamos abocados para sacar nuestra familia adelante. Esta circunstancia me ha permitido pasar muchos fines de semana conociendo yacimientos coetáneos a muchos de los nuestros en tierras catalanas: Baetulo, Ilvro, Barcino, Tarraco. Pero antes de todo, vamos a explicar un poco lo que ha sido este último año.

    Comencé el mismo más o menos igual que el anterior: Ganando mi tercer premio consecutivo a la mejor Web de Cantabria 2015 (categoría Asociativa) como desarrollador. "Algo de lo que estar orgulloso pensé"..aunque no es para tanto. Creo que no hay nadie que los haya ganado de esta manera anteriormente (2013,2014 y 2015), pero de poco o nada sirven. Eso si, me encantó ver con cara de poker a Francisco Martín, Consejero de Innovación, Industria y Turismo, quien no puedo entregarle el premio a nadie ya que no me presenté. ¡Tengo hasta el vídeo!. Sinceramente, no acudí por encontrarme trabajando en UK. Para que nos vamos a engañar, un pisapapeles más (por el premio) no me paga las facturas..así que "pa Inglaterra".

    El 2016 me trajo la oportunidad de pasar bastante tiempo solo, con lo que arreglé varios aspectos del portal para que su visualización desde el móvil fuese la correcta. Incluso escribí una "Carta abierta a mi amiga la prehistoria" que nuevamente el Diario Montañes ni se dignó en contestar. "¡No pasa nada!", pensé..más de lo de siempre. También escribí sobre el esperpento en el MUPAC, dirigiéndome al mismísimo sr. Ministro de Fomento, con quien incluso compartí algunas palabras en el pasado. La verdad es que el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria termino mal 2015, comenzó peor 2016 y auguro unos años venideros de lo más interesante y catastróficos. ¡Vaya postura cospiranóica la mía!. Menos mal que tenemos figuras como el Director del MUPAC, Roberto Ontañon, para salvar el panorama. En él tengo puestas todas las expectativas del mundo, él y solo él conseguirá ser lo discreto y cauto para que sus estudios propios y ajenos sean de referencia mundial y pongan Cantabria donde solo él puede ponerla. No se le ocurriría jamás decirle a un portal con miles de seguidores que meta caña al PRC/PSOE por poner en su programa electoral que el MUPAC se hará en el Banco de España si o si, sobre todo siendo hoy la mano derecha de Marina Bolado, Directora de Cultura. Tengo ganas de ver que pasa cuando cambie el color político, será interesante. Aparte de mi salida como Presidente de la Asociación de Amigos del MUPAC, sobre todo por la lejanía y por ver cosas rarunas cuando llegó una subvención, poco más que contar respecto de la primera parte del año.

    Por otro lado, gracias a los buenos amigos del portal en Asturias, conseguí ampliar el catálogo de castros y campamentos romanos relacionados con las Guerras Astur-Cántabras en la región vecina. En lo arqueológico, la aparición de un gran número de petroglifos en Valderredible, el Piedragate, la campaña de excavaciones en el castro de El Cincho de Yuso, cueva de El Pendo, o cueva del Aspio, han sido de lo mejorcito del año. Solo le pido al 2017 que los grandes avances en la identificación de escenarios VITALES de las citadas guerras sean la noticia que merecen y acaparen portadas y portadas, y que no queden en el olvido al poco tiempo como La Espina del Gallego o campamentos igual de importantes. ¡Ahhh! Destacable también el gran rigor documental y científico a la hora de dejar pasearse a ricachones por diferentes cuevas como las de La Garma cerradas al público en general, ¡Bravo Roberto!.

    Respecto al portal, y como os decía antes, no he tenido demasiado tiempo para publicar noticias con tanta regularidad. Aún así, 120.000 visitas este año (95.000 el pasado), el día que más tuve 15.000 (si si, miles), 298.000 páginas vistas, sigo con mis secciones de radio, algún artículo en revistas online de arqueología (uy, puto profano), 13.000 seguidores en redes sociales y sobre todo y más importante: El cariño de la gente. Se que no soy el mejor divulgador del mundo, que soy demasiado apasionado y bocarte, que tengo muchos profesionales en contra por pensar que "un tipo corriente no puede hablar de arqueología" o que soy un "llanero solitario" como bien dijo el Director del MUPAC. Pero tengo la grandísima suerte de poder decir lo que pienso, lo que muchos piensan y no pueden decir porque de ello depende su trabajo, y sobre todo porque sé que hablo de lo que realmente pasa en Cantabria. Y todo eso sin medios más que mis manos y mis ganas de seguir contando que es lo que pasas en nuestra región, la más afortunada patrimonialmente hablando y la más desdichada en cuanto a su gestión. Siempre me gusta dejar entrever alguna de las noticias arqueológicas que se dará (o que se ocultará, yo que se) en 2017, allá va: Tienen 10.000 más y lo sabes, cambia ese rictus. ¿Euros? ¿Años? ¿Seguidores?..tiruriru :)

    ¡Gracias a tod@s!
    Miguel López Cadavieco